PREMIO OROLA

VIVENCIAS

VIII PREMIO OROLA: "FACER ESPAÑAS"
Consulta los títulos de las vivencias recibidas

PREMIO OROLA

VIVENCIAS

“FACER ESPAÑAS” es un proyecto fascinante. Mil autores de nuestros archivos esperaban esta convocatoria, con la pluma en ristre, para desvelarnos el alma y el sentir de España, en estos tiempos de tribulaciones.

 

Ciento ochenta y cinco valientes han respondido a la llamada.

Hagamos un poco de historia.

 

Nació Hispania en los albores de la Romanidad, cuando Roma era la República que nos enseñó a construir ciudades, acueductos, anfiteatros, puertos, templos, circos, termas y foros. Unió Hispania con sus calzadas de norte a sur y de este a oeste.

 

Nos dieron el idioma común. Aprendimos a convivir y llegamos, todos, a ser ciudadanos de Roma. Hispanos fueron Trajano, Adriano, Marco Aurelio, Séneca, Quintiliano, Marcial, Lucano, Columela y Prudencio.

 

A los hispano-romanos que dieron fe de Hispania, sucedieron los visigodos, que a partir de Ataulfo, se fundieron con ella, abrazando su idioma renunciando al suyo. Crearon la Monarquía, adoptaron el Derecho Romano, unificaron el estado con las mismas Leyes y a tal efecto, hasta renunciaron al arrianismo y como Constantino aceptaron la religión católica. En realidad y visto desde la perspectiva actual, fue la primera “transición” exitosa realizada en Hispania, que por otra parte, podía haberse llamado Gothia, siguiendo el ejemplo de los Francos, Germanos, Sajones y Anglos.

 

Con visión política y estratégica hicieron de Toledo, capital del nuevo Estado y con sus Concilios de Toledo, unificaron la Iglesia española y convivieron con hispano-romanos  y judíos, siendo Toledo, León y Sevilla, los focos más ilustres de la que San Isidoro de Sevilla, llamó “Mater Spania”.

 

A partir del año 711 y hasta 1492 sólo podemos hablar de la España irredenta que los R.R. Católicos logran finalmente unificar y no sólo consiguen realizar el sueño de la Reconquista, sino que al igual que antes “Mater Roma”, da a luz a 20 estados actuales que también se sienten unidos por idioma y religión.

 

Son 541 las Vivencias recibidas. Estamos leyéndolas para dar a conocer a finales de Mayo el fallo del Jurado que decidirá en primer lugar, quiénes son las 50 mejores Vivencias. En segundo lugar quiénes son las 20 mejores. En tercer lugar nominarán a las 10 Finalistas y en cuarto lugar se proclamarán las Vivencias ganadoras de los tres primeros premios.

 

La primera impresión es que el nivel literario es muy alto y ello nos hace pensar que ha sido un acierto el enfoque de esta convocatoria.

 

Lo cierto es que nos han llegado textos de autores de 39 provincias españolas y 10 países extranjeros, lo que, en sí mismo, constituye un éxito.

 

¡Gracias a todos los Concursantes por contribuir con sus Vivencias a “Facer Españas”!

 

FACER ESPAÑAS

"FACER ESPAÑAS"

 

Nuestro Premio, enfrentado este año al tema único de “FACER ESPAÑAS”, está creando en nuestros autores, más de 700, una cierta perplejidad.

Lo estamos observando por el ritmo de recepción de vivencias. Han disminuido mucho y aunque faltan todavía quince días, el número de originales recibidos es mucho menor que en años anteriores.

Lo primero que queremos aclarar es que “FACER ESPAÑAS” es escribir sobre un concepto cabal de la realidad en la que vivimos, sea donde sea, pero siempre hermanados por nuestra lengua común.

Debemos hacer poesía o ensayo sobre lo que más nos duele, o nos gusta. Si las artes son universales, y los artistas que las crean, parten de lo individual y local y llegan a todos los públicos, ello es debido a que han sabido expresar su “vivencia” con una belleza inigualable.

De esto se trata. Vivir, sentir, sufrir, amar, odiar, buscando reflejar la vida tal como es.

Ningún autor debe renunciar a escribir su “vivencia” desde su mismidad, siendo poeta de lo difícil o elegante prosista de lo humano.

Nadie os debe arredrar. Basta una “vivencia” que nos llegue al alma a todos y los ecos de la misma serán escuchados a este lado y al otro de nuestro ancho mar.

Animamos a los rezagados a “currarse” este PREMIO OROLA 2014, que es una promesa de futuro para todos nosotros.

 

Editorial:

Poesía es, la forma de idealizar la vida. La poesía es esencial para que la vida tenga sentido. Con poesía la vida es esperanza, amor, sentimiento, interés, pasión, dolor. Sin poesía la vida es absurda, ilógica, miserable, mezquina. Se puede hacer poesía, amando, trabajando, sufriendo, gozando. Poesía es poner fe y belleza en cada uno de nuestros pensamientos. Si perdemos la fe, la poesía se queda sin savia y sin respiro.

 

 

POESÍA